Este programa se ha centrado en fomentar la inclusión social de mujeres víctimas de trata, mejorar el rendimiento académico de niños en riesgo de exclusión social y la mejora de la empleabilidad de diferentes colectivos

Mayo 2020, redacción web

  • Para el desarrollo de estas actividades de voluntariado, los trabajadores de Urbaser han adquirido un compromiso continuado en el tiempo para crear un hábito de trabajo en la persona que recibe la ayuda.

El voluntariado corporativo de Urbaser también se ha visto afectado por las restricciones a la movilidad y contacto producidos por la COVID-19. Por ese motivo, la compañía global de gestión medioambiental ha lanzado “MÁS CERCA QUE NUNCA”, un programa de voluntariado digital para que su ayuda no pare y pueda estar allí donde más falta hace.

La adaptación de su programa de voluntariado corporativo se ha centrado en tres principales actividades online a las que los empleados de la entidad se apuntan a través de una plataforma interna de voluntariado.

Dichas actividades se concentran, en primer lugar, en la realización de clases de español e informática para mujeres víctimas de trata. Con la colaboración de FIET GRATIA, una asociación cuyo objetivo es acompañar a las mujeres víctimas de trata a adquirir conocimientos básicos y herramientas para que puedan desenvolverse en el ámbito personal y profesional. Gracias a esta colaboración, las candidatas que reciben la formación adquieren conocimientos básicos de castellano y de ofimática, y una serie de consejos para hacer, por ejemplo, un Curriculum Vitae.

Una segunda acción es el apoyo extraescolar a niños en riesgo de exclusión social. En esta iniciativa, Urbaser colabora con la Fundación Acción Social por la Música para acompañar a niños de entre 6 y 12 años en riesgo de exclusión social. Les ayudan en su aprendizaje escolar, enseñándoles a resolver dudas o deberes de matemáticas, inglés, lengua o ciencias naturales.

Finalmente, gracias a la Fundación Esclerosis Múltiple, los trabajadores de Urbaser contribuyen a mejorar la empleabilidad de personas con esclerosis múltiple y con capacidades diferentes compartiendo tiempo y conocimientos sobre temas como LinkedIn, Office, SAP, y dando algunos consejos prácticos para afrontar una entrevista de trabajo.

Laura Galindo, directora de RSC de Urbaser, apunta que “la modalidad digital ofrece la posibilidad de participar como voluntarios a personas que, hasta el momento, no podían hacerlo por diferentes situaciones. Las nuevas tecnologías nos acercan ahora más que nunca a las personas que de verdad lo necesitan. Creemos que las alianzas generadas en este programa de voluntariado digital demuestran una vez más que el compromiso con el ODS 17 es clave; por una parte, para la supervivencia de estas organizaciones que no saldrían adelante sin voluntarios y, por otra, por los valores que estas colaboraciones realzan en cada uno de los voluntarios de Urbaser, como la solidaridad, el altruismo y el compromiso”.

Otras acciones
A estas acciones, Urbaser añade otras actividades de voluntariado entre sus empleados para atender a personas mayores o con discapacidad aisladas como consecuencia del confinamiento provocado por la COVID-19, como es la iniciativa “Cartas contra la soledad”, de la mano de la Fundación Voluntariado y Estrategia y la Fundación FDI.

Urbaser