Esta unidad de tratamiento atiende a 300 pacientes oncológicos al año, muchos de ellos referidos desde otros centros sanitarios madrileños y otras comunidades autónomas.

Julio 2020, redacción web

  • El nuevo espacio busca alejarse del ambiente típico hospitalario y ofrecer un entorno seguro, acogedor y confortable a los pacientes.
  • Actualmente, solo existen 4 unidades similares en España.

Urbaser, compañía líder de gestión medioambiental, realizará el acondicionamiento del área de Fases Tempanas de Oncología Médica del Hospital 12 de Octubre (Madrid), sección destinada al tratamiento y estancia de pacientes de oncología de carácter experimental.
El compromiso con la sociedad ha sido siempre uno de los pilares de la estrategia de sostenibilidad de Urbaser, contribuyendo activamente a la mejora de la calidad de vida de las comunidades en las que opera.

Ahora, con este proyecto, la compañía extiende ese compromiso hacia la salud y el bienestar de las personas a través del desarrollo de la investigación médica y, concretamente, hacia nuevos tratamientos oncológicos; contribuyendo a la adaptación de un nuevo espacio dedicado a los tratamientos experimentales del área de Fases Tempanas de Oncología Médica, dando a la unidad de investigación la posibilidad de tener un espacio acondicionado para nuevos tratamientos adaptados a las necesidades de cada paciente.

Hospital 12 de Octubre

Como señala Julia Tejero, directora de Servicios centrales de Urbaser: “Cada 2 segundos, alguien de entre 30 y 70 años de edad muere prematuramente a causa de enfermedades no transmisibles como el cáncer. Poder colaborar con esta unidad especializada que atiende al año a cerca de 300 pacientes oncológicos, muchos de ellos referidos desde otros centros sanitarios madrileños y otras comunidades autónomas, nos permite aportar nuestro grano de arena para mejorar la salud y la calidad de vida de estas personas”.

Por su parte, la Dra. Carmen Martínez de Pancorbo, directora gerente del Hospital 12 de Octubre, agradece la colaboración de la compañía de gestión medioambiental y añade que “con la puesta en marcha de la nueva área de Fases Tempranas de Oncología Médica se va a conseguir proporcionar tanto a los pacientes oncológicos como a sus familiares un entorno más amable y acogedor”.

En el Hospital 12 de Octubre de Madrid se realizan, desde hace varios años, estudios oncológicos de fase temprana, donde se desarrollan a su vez nuevos fármacos que contribuyen a optimizar los tratamientos. Estos estudios están dedicados a múltiples patologías y abordan distintos momentos de la enfermedad. Son el tratamiento de primera línea tras el diagnóstico de la enfermedad oncológica y, en ocasiones, la única alternativa de tratamiento.

Desde la creación del servicio de oncología médica en 1996 los pacientes han recibido tratamiento en diferentes instalaciones. Actualmente, los pacientes que reciben tratamiento asistencial y los que son tratados en protocolos de investigación lo hacen en el mismo Hospital de Día. Por estos motivos se hacía necesario mejorar y adaptar las infraestructuras en las que los pacientes reciben el tratamiento de protocolos de fase temprana que, sin duda, repercutirá en su comodidad, pero también en su seguridad.

Un entorno confortable adaptado al paciente

Las necesidades clínicas precisan de una sala específica donde ubicar los sillones de tratamiento, lo más amplia posible y en contacto visual por parte del personal de enfermería para su control. Para el largo tiempo de espera de los pacientes, las instalaciones contarán también con una sala general donde éstos puedan sentirse lo más alejados del ambiente propiamente hospitalario, acondicionando la estancia con un diseño acogedor, suelos de aspecto de madera, techos con luces indirectas y un mobiliario más cercano a un ambiente residencial.

El objetivo es que el nuevo entorno se conciba todo como un espacio amplio y único en el que el techo es continuo y se visualice en toda su magnitud; esto ayuda a entender que la zona de tratamiento participa del ambiente de la sala de estar. Las estanterías estarían dotadas de revistas, juegos, libros, con iluminación incorporada y toda el área contará con wifi y puntos de enchufe para móviles o tabletas.

A día de hoy, solo existen 4 unidades similares en España. Por lo tanto, contribuir al incremento cuantitativo y cualitativo de las terapias contra el cáncer, identificar precozmente signos de actividad clínica o farmacodinámica y poder generar hipótesis sobre optimización de tratamientos, es una apuesta necesaria para toda la sociedad.

 

Urbaser