El pasado 8 de junio se realizó la entrega, en la Universidad de Zaragoza, del 3er Premio Cátedra Urbaser.

Junio 2019, redacción web

El premio está orientado a premiar aquellos trabajos de fin de estudio realizados durante el curso 2017-2018 con temáticas centradas en el reciclaje, valorización, tratamiento de residuos y espacios urbanos o gestión de residuos urbanos y aguas, integrados en la economía circular. Temas, todos ellos, directamente relacionados con las principales actividades de Urbaser.

El ganador de esta tercera edición ha sido Daniel León, titulado en Ciencias Ambientales, con su Tesis de Fin de Grado (TFG) “Estudio de recuperación de fósforo del agua de retorno de la deshidratación de fango en la estación depuradora de aguas residuales de Tudela.”

Así nos explica el propio Daniel, en qué consiste su trabajo ganador:

“El objetivo principal de mi TFG es recuperar el fósforo del agua proveniente del tratamiento de fangos de la EDAR de Tudela, para que este fósforo no acabe en los ríos y pueda ser reutilizado como fertilizante.

Esta recuperación se realiza mediante una precipitación del fósforo en forma de una sal llamada estruvita.

En el TFG se han determinado las condiciones óptimas de operación, se ha llevado a cabo un trabajo a escala piloto y finalmente se ha realizado una estimación de la aplicación de este método a escala real.

La idea surgió a raíz de realizar las prácticas de la carrera en la propia EDAR de Tudela.

Estando allí y hablando con el responsable de la EDAR, Jairo Gómez, surgió la oportunidad de desarrollar un estudio sobre esta temática. Me pareció un tema muy interesante ya que afronta un problema medioambiental real de manera sostenible.”

Daniel tiene claro que, para un futuro sostenible, es básico trabajar en la recuperación y valorización de los recursos naturales.

“Se ha visto que el consumo de recursos ha aumentado mucho en las últimas décadas y el problema reside en el consumo de recursos finitos. En este contexto nace el desarrollo sostenible, que se centra en cubrir las necesidades actuales sin poner en compromiso las necesidades de las generaciones futuras. Hasta aquí todo perfecto. El problema aparece cuando actualmente no tenemos en consideración esto, sino que llevamos a cabo una sobreexplotación de los recursos.

Por lo tanto, medidas como las que se plantean en mi TFG son fundamentales para asegurar un desarrollo sostenible, pues permite transformar en este caso el consumo de fósforo, que actualmente tiene forma de flujo, en un consumo en forma de ciclo, pues el fósforo puede ser reutilizado, creando así una nueva fuente de fósforo.”

Daniel recibió la noticia del premio con mucha alegría.

“Me puse muy feliz, ya que, bueno, es muy gratificante que te valoren el esfuerzo y trabajo realizado durante un trabajo de fin de carrera, además de que el premio económico siempre hace ilusión, pero me quedo con el hecho de que un trabajo al que dediqué bastante tiempo y lo hice lo mejor que pude, haya sido valorado de esta forma. Estoy muy contento.”

Y aprovechó para agradecer a aquellas instituciones y personas que le han ayudado a llevar a cabo este trabajo ganador: NILSA y Jairo Gómez por el apoyo recibido y las facilidades para trabajar en sus instalaciones durante el proyecto y a Natividad Miguel, su tutora en la Universidad de Zaragoza.

Daniel continúa su formación con el Máster de Educación Secundaria en Biología y, aunque está orientando su futuro hacia la enseñanza, reconoce su interés por el mundo de la investigación y no lo descarta como una posible vía.

En cualquier caso, tiene claro que es clave seguir trabajando para buscar soluciones viables y sostenibles a los problemas medioambientales actuales que, tal y como nos indica “cada vez son más numerosos y graves”.

Muchas gracias, Daniel y enhorabuena por tu premio.

Urbaser
  • Logo Urbaser