Apenas tres años después de su apertura, el Centro de Innovación Tecnológica de Residuos “Alfonso Maíllo” (CIAM) ha consolidado a Urbaser como uno de los referentes mundiales en innovación aplicada a servicios medioambientales.

Redacción web, mayo 2017

En febrero del año 2015, URBASER inauguró en Zaragoza el Centro de Innovación Tecnológica de Residuos “Alfonso Maíllo” (CIAM), buque insignia de la compañía en el ámbito de la innovación que, desde entonces, se ha convertido en un referente mundial en el desarrollo de nuevas tecnologías y procesos para el reciclaje y la valorización de residuos municipales e industriales. Con una inversión total de seis millones de euros, el Centro fue bautizado con el nombre de D. Alfonso Maíllo como reconocimiento especial a la trayectoria profesional de uno de los mayores expertos mundiales en gestión y tratamiento de residuos. D. Alfonso Maíllo Maíllo estuvo vinculado a Urbaser desde su constitución y trabajó más de 30 años en el sector de los residuos municipales.

Por una Economía Circular.

El CIAM ESTÁ ubicado dentro del Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ), donde dispone de materia prima y tecnología para sus investigaciones. En los más de 2.500 metros cuadrados que ocupa, se reproducen a escala piloto las etapas críticas del tratamiento de residuos. Un equipo multidisciplinar de técnicos en procesos térmicos y biológicos trabaja realizando pruebas en sólido, líquido y gas. Cuentan con un laboratorio específico para dar forma a los proyectos de I+D+i que luego se incorporan a los servicios de Urbaser. Los científicos del CIAM trabajan cada día para obtener materias primas de valor añadido a partir de residuos y, de esta manera, cerrar el ciclo de llamada Economía Circular.

Cómo obtener gasóleo a partir de residuos plásticos o cómo obtener biogás a través de residuos orgánicos son algunas de las líneas de investigación actuales del CIAM.

Hacia el vertido cero

El objetivo último de la compañía -en línea con lo que marca la legislación internacional- es alcanzar el Vertido Cero sin tratamiento previo. Para lograrlo, el CIAM investiga nuevos modelos de gestión integral y sostenible de los residuos municipales para reducir al máximo los rechazos y dotar de valor los subproductos. Cómo obtener gasóleo a partir de residuos plásticos o cómo obtener biogás a través de residuos orgánicos son algunas de las líneas de investigación actuales del CIAM. En este último caso, Urbaser ha patentado un “digestor” de residuos orgánicos único en el mundo que permite un proceso de “digestión anaeróbica” para transformar la basura orgánica en biogas.

El CIAM fue diseñado como una plataforma de demostración de tecnologías en la que se ponen en conjunción tecnología y conocimiento para la mejora y optimización de los procesos de gestión de los residuos municipales. Las colaboraciones de la Dirección de I+D+i de URBASER con Clientes, Administraciones, Organismos Públicos de Investigación, Centros de Investigación, Tecnológicos y Universidades, sitúan al CIAM en un lugar privilegiado para involucrar a distintos actores, tanto público como privados. Este modelo colaborativo proporciona resultados no sólo técnicamente viables, sino económicamente rentables.

Urbaser